May 1, 2020

December 31, 2019

November 28, 2019

October 29, 2019

September 7, 2019

July 11, 2019

June 29, 2019

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

La única manera de salir del bosque es atravesándolo

May 14, 2017

¿Cómo enfrentarnos a nuestros demonios internos?

 Al ir superando etapas en el videojuego la protagonista se encuentra una y otra vez con un bosque. En ese bosque están todas aquellas criaturas a las que más teme. Acercarse al bosque causa una revolución en su cuerpo, la ansiedad se apodera de sus entrañas, aparecen sudores, taquicardia. Ella está bien armada, ha entrenado duramente y tiene los recursos necesarios para hacer frente a numerosos retos, no obstante éste bosque hace que cualquier cuchillo de su armamento parezca una herramienta de plastilina.

 

De pequeña la abandonaron en un bosque como ese, vivió tormentas durmiendo a la intemperie, luchó con monstruos que rasgaron su pecho, le traicionaron las personas que pensaba que le podrían ayudar. Tras años batallando consiguió salir de ese lúgubre entorno con un único sueño: Encontrar la playa más tranquila del mundo dónde sólo luciese el sol y quedarse allí. Su objetivo a través de las etapas del juego era poder llegar a ese sitio soñado.

 

No obstante en cada nivel le volvía a aparecer un bosque, un bosque que al principio parecía una playa porque en una de las ocasiones le mostraba palmeras, en otra un camino de bambú con arena alrededor, en otra la risa de los niños chapoteando en el agua. Justo en aquel momento en el que se relajaba pensando que por fin lo había logrado, las palmeras se transformaban en árboles cuyas raíces le asfixiaban, el camino se caía y los niños resultaban ser monstruos que le intentaban devorar.

 

Cada vez que se encontraba en un nuevo bosque, su respuesta automática se activaba, y ante el peligro inminente primero se angustiaba preguntándose:

 

- ¿ Por qué a mi? ¿ No he tenido ya bastante con tanto bosque? Sé que existe una playa, me han hablado de ella, he conocido a gente que dice vivir allí ¿ Por qué no consigo llegar? 

 

Después de su propia tortura mental sin respuesta sólo buscaba huir, encontrar la salida de ese nuevo espejismo convertido en pesadilla que le traía las mismas emociones que cuando era niña.

 

Poco a poco iba acumulando la angustia de tantos atisbos de playa equivocados, de tanto dolor por tropezar una y otra vez con ese maldito lugar que pretendía dejar atrás. Empezaba a desconfiar de todo, pero una vez con las vendas y puntos puestos, tras descansar, se miraba en el lago para comprobar que ella era una guerrera, que tenía un objetivo y buscaba la esperanza de dónde fuese para seguir.

 

Lamentablemente en cada nivel, nuevamente, cuando estaba a punto de llegar al mar, volvía a reaparecer el bosque y se veía una vez más engullida en un loop de eventos que la atrapaban en su día de la marmota particular. 

 

En este videojuego,como en la vida, si hay algo que no resolvemos se nos presentará de nuevo una y otra vez hasta que nos enfrentemos a ello. Es sumamente doloroso pero la única manera de salir del bosque es atravesándolo, respirando allí y estando dispuesta a lidiar con todo lo que éste trae.

 

Es importante dejar de pensar en la desgracia que supone verse en ese sitio, y parar de flagelarse por no ser capaz de encontrar la playa. En su lugar la opción es darse el amor y la confianza que una necesita para saber que después de tantos enfrentamientos es normal sentirse así. Además es vital reconocer la fuerza que hay en una misma y aplaudirse por levantarse cada día.

 

Con cada oasis que se vuelve oscuridad la solución tal vez no esté en echar la culpa al entorno, sino en observarse y asumir cuánto de responsabilidad hay en esa transformación del mundo alrededor. En vez de ¿ Por qué me pasa esto? la pregunta es ¿ Para qué me pasa esto? Quizá así, algo del cuerpo de la guerrera aprenda una importante lección, mute y se haga con los resortes necesarios para enfrentarse a lo que de niña tanto miedo le daba.

 

En cada tropezarse con otro bosque a la guerrera se le presenta una oportunidad de evolución, para que gracias a ésta, ella deje de temer al bosque, tome seguridad cuando mire a las bestias, no dé su poder interno a los bichos que allí habitan, ni necesite de nadie que le ayude a salir.

 

Con este cambio interno ella ,tal vez, comience a entender que vendrán muchos más bosques porque es parte del videojuego en el que se encuentra, pero quizá la playa.....la playa la comience a llevar dentro de ella.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos